jueves, 17 de abril de 2008

Homenaje a una butaca vacia




Hace ya tiempo, rebuscando en un arcón de revistas de cuando mis padres eran mas jóvenes encontré un articulo en una publicacion que ni recuerdo. Y que probablemente ya ni exista. Una de estas viejas revistas de hace años en ese papel rugoso y grueso, antes de la envoltura plástica, una carta a la editorial, con este titulo: Homenaje a una butaca vacía.

Probablemente la persona que lo escribió ni se acuerde de haberlo escrito pero primero lo leyo mi padre y con el despues mi madre y yo mismo. Y juntos estuvimos de acuerdo en que colgarlo de una pared de la cocina para no olvidarlo nunca. Es de esas pocas cosas en las que una familia como la mía ha estado de acuerdo sin que ocurra una desgracia antes. Y con el paso del tiempo se ha convertido en algo así como una pagina de la sabiduría familiar. Algo que legar, algo que conservar. Creo que toda familia tendría que tener su pagina de sabiduría. Yo aquí os dejo la mía.

Homenaje a una butaca vacía

Me quede sorprendido. Las personas que triunfan, suelen tener un lema o una idea fija que les marca de por vida, y le pregunte el suyo.
El había triunfado y todo lo que hizo fue extender su mano y señalarme en la pared una foto. Una simple foto de una butaca vacía.

-Ese es mi lema preferido
Pero no lo entiendo, le dije.
-Te lo explico, me contestó:

-Cuando mas interesante es la programacion, hay una butaca vacia delante del televisor.

Cuando en el estadio se juega la final de futbol, una butaca vacia es el mudo espectador

Cuando en el cine se proyecta el ultimo estreno, destaca una butaca vacia entre tanto publico.

Siempre hay una butaca vacia en los ratos de ocio, en alguna parte de este pais. Una butaca obstinadamente vacia nos recuerda a todos la ausencia de alguien>>

-¿De quien?, pregunté. ¿De una persona ilustre a la que se le guarda el sitio por respeto?¿De un ser querido que no puede asistir?¿De un político?¿De un banquero?

-Te equivocas: la respuesta es mucho mas sencilla.

Esa butaca corresponde a una de tantos miles de personas que han decidido aprender por su cuenta. Gente sencilla, que sabe que en esta sociedad nadie le guarda el sitio a nadie, si antes no se lo gana a fuerza de coraje y de fe en uno mismo.

Son la gente que se encierra en su habitación e hincan los codos, y aprenden, cuando lo normal es quedarse delante de la tele o salir con los amigos a dar una vuelta.

Gente así es la que deja simbólicas butacas vacuas entre los demás durante un tiempo.

Después, salen de nuevo a a luz y no para ocupar una butaca, sino el lugar que eles corresponde. Se les distingue facilmente porque generalmente tienen uno o varios diplomas detrás.

Aprendí la lección. Y aprendí mas cosas. Y en homenaje a aquel hombre y a esa manera de pensar, yo hoy también tengo en la pared una foto de una butaca vacía. Al lado de dos diplomas.


Espero que quien debe entenderlo lo entienda y quien no, que lo recuerde para el futuro.

"Recuerda que el aire solo puede ser atrapado por una mujer hermosa"

"Si la vida es un camino, deberian de volverlo a asfaltar"

2 comentarios:

Gloria dijo...

oajsoasjoajsoa te cuento algo??
no lei nada sorry pero ando sin ganas xD

pero creo ke es lindo, i :***

SEGUIMOS POR MSN :)

Akemi dijo...

.....................


.....


puntos suspensivos...


Suspensos, sustraídos, suscitados, subsecuentes, susceptibles...

Suficientes como lo que tengo que decir, que en realidad no es nada y me deja en una posición incómoda...

Superiores a mis pensamientos... me encuentro tan dispersa que no logro entender lo que escribo...

Sufridos como estos meses aquí... lejos de mi familia pero cerca de gente que ha aprendido a quererme...

Supongo que aunque en realidad no haya escrito nada enteramente coherente y no te haya hecho partícipe de lo que pienso y siento, entenderás que aunque me siento un poco triste por lo que pasó, no me arrepiento... y la vida sigue... la vida sigue rodando como el carrusel de tu post anterior... cada vez más rápido, hasta que las imágenes que antes veías nítidamente se convierten en simples manchas de colores que sólo servirán para darle una mayor belleza a la atracción mecánica de nuestra vida...

Perdóname... perdóname si al final de cuentas realmente terminé hiriéndote, aunque no lo creo, pero aún así prefiero eliminar las dudas y estar tranquila... Te quiero, pero las razones de mi decisión van más allá de un simple capricho, de un simple deseo de hacerte mal...

No tengo nada qué ocultarte, y tampoco tengo por qué darte explicaciones... tú te encuentras estudiando para el carnet, yo me encuentro estudiando en la universidad, ya casi se avecinan los exámenes y además vivimos muy lejos... lamento decir que no logré enamorarme de ti, pero si te quise, te quise mucho... y te quiero, pero no presiones los hechos, expande tus pensamientos y vuelve a tu mundo, a la vida de antes y sé feliz...

Xayonara~