miércoles, 30 de abril de 2008

La historia del Aguila y el Destino



El águila no siempre fue águila. Antes de ser águila era Yusayatani, el Hablador. Yusayatani hablaba y hablaba para mantener lejos al lobo, pero hablaba tanto que solo se oía a si mismo, no oía ni al río ni al viento ni siquiera al lobo.

Pero vino el cuervo y le dijo:
- El lobo esta hambriento si dejas de hablar le oirás, al viento también, y cuando oigas al viento, volaras.

Y Yusayatani callo. Y escucho al lobo y escucho al viento. Y cuando escucho al viento se convirtió en su naturaleza, El águila. El águila volaba y en su vuelo decía todo lo que tenia que decir.




Y ahora la canción del destino. Por que nunca debemos arrepentirnos de nuestro pasado, todo ha pasado por algo. Ninguno de nuestros actos, cambiara las palabras del pasado. Y las palabras son una carga pesada, con la que no podemos volar libres.


運命 (Unmei, Destino)

Mas allá de la colina de mi muerte en el estaque de mi alma, quiero que arrojes mi arma que es mi legado. Quiero que la arrojes para que yo pueda seguir con mi sueño, para poder ser arrastrada por el viento.

Un viento lleno de pétalos, un viento cálido que envuelva a todos a los que quiero. Libre de mis pecados, quiero volver junto a ti, la persona que me ama. Sintiéndote cerca de mi, pero aun así no pudiendo agarrarte con mis brazos. Aun así, aunque no pueda alcanzarte siempre perdurara en mi corazón, el haber podido vivir en el mismo tiempo y ver el mismo cielo. Si puedo recordar esas cosas por muy lejos que estemos, quiero creer que podremos estar juntos.

Ahora con el deber cumplido, puedo descansar en la tierra a la que protegí. Reposado en el lecho de un árbol, contra la misma tierra por la que mi ultima herida sufrí.

Ahora soñare, continuare soñando, ahora por mas tiempo que nunca.

Nunca olvidare mi pasado, pero nunca vivo en el. Prefiero vivir en el futuro en una isla llamada Chiloe(o en Alaska, o en Egipto, o en China, o en Japon, o en la isla de Korfú, o en Dinamarca, o en cualquier lugar del mundo donde encuentre lo que busco)


"If you want to make God laugh, tell your plans."
"La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento"

4 comentarios:

Akemi dijo...

Interesante escrito... tan interesante que, como siempre, no sé qué comentar al respecto, pero haré un esfuerzo y abriré la mente para que surjan las palabras y pueda escribir un comentario digno.

El pasado nunca me ha perturbado, es obvio que los recuerdos quedan y son ellos los que moldean nuestra personalidad y nuestra forma de ver la vida, pero no suelo prestarles mucha atención, porque si pierdo mi tiempo mirando hacia atrás, puede que me estrelle contra una pared que viene delante y no logre atravesarla por no mirar al frente... También es obvio que hay algunas cosas que no se olvidan, cosas que perduran en la mente, recuerdos tanto tristes como felices, sin los cuales no seríamos quienes somos, ya que como dije antes, son ellos los que nos forjan nuestra manera de ser, pero ni siquiera a ellos hay que prestarles importancia, ya que más adelante vienen otros mucho mejores que captarán nuestra atención...

Lo que trato de decir no es que haya que olvidar el pasado, ya que de allí es que obtenemos grandes lecciones para la vida que nos hacen ser mejores humanos, sino que hay que dejarlo ser, ser pasado, algo que fue y no volverá, como una ráfaga de viento en un día de calor que te refresca por un momento pero que se aleja y te deja expuesto una vez más a la realidad.

Así que como dice la canción del destino, no hay que olvidar el pasado, pero tampoco hay que vivir en él, debemos continuar soñando y mirar hacia al frente, pues hacia allá es hacia donde nos dirigimos.

loca_poetisa dijo...

¿Saliste volando como un águila en busca de su destino?

Se te echa en falta.

Vuelve pronto. Un beso.

Gloria dijo...

Gracias por tu palabras :)**

pero prefiero que nadie lea nada :(

:*************

cariños miguel ....

ScummyGirl dijo...

Esto entonces me hará muy muy fuerte.

Gracias por leerme.
Porque más que leer un texto, es como si me leyeras a mí. Mi mente.

Aunque yo creía que sólo tenían acceso... dos ó tres personas, que son las que saben que tengo blog.

=)